Posted by Eduard Miró On abril - 6 - 2012 0 Comment

Wired, estudiando los requisitos de algunos puestos de trabajo recientemente especificados por Google, da cierto crédito al rumor de que la empresa está trabajando en modelos de interfaz alrededor del concepto HUD o Head-Up Display, como previamente habían apuntado sitios como 9to5GoogleGizmodo o el New York Times.

La fecha que se baraja como probable es el final de este año, coincidiendo con el momento de ventas más activo del año en tecnología, y el modelo que ilustra la mayoría de las entradas que hablan del tema son las Oakley Thump 2, ya retiradas del mercado, que eran simplemente unas gafas con un reproductor MP3 integrado, pero que son lo que muchos han decidido que puede evocar más la idea – aunque lo más normal será que no tengan necesariamente nada que ver.

La parte que a mí me interesa: dejando aparte que la idea no es que sea geek sino directamente lo siguiente, la posibilidad de plantear seriamente una interfaz razonable de eso que se ha dado en llamar “realidad aumentada” permite especular mucho con su alcance. ¿De qué hablamos, realmente, desde un punto de vista técnico? Por lo que se ha podido filtrar hasta el momento, de un hardware equivalente al de un teléfono Android de la primera generación, es decir, de un procesador del tipo del ARM A8 de 1GHz, unos 256MB de RAM y en torno a los 8GB de almacenamiento, que se dice que podría plantearse como para ser utilizado también como teléfono – aunque tengo serias dudas dada la limitación habitual de duración de la batería – o plantearse como una segunda interfaz – a modo de manos libres – de un teléfono que les proporcionaría conectividad y al que se conectarían mediante WiFi o Bluetooth 4.0, aunque se menciona expresamente que la idea no sería la de “ser un periférico Android”, sino la de “tener su propia conexión con la nube”. También se especula con una cámara frontal que ayudaría en las aplicaciones de realidad aumentada, pero que podría también utilizarse para tomar fotografías, incluso con un flash.

La idea es que las gafas serían muy parecidas a unas gafas normales, aunque con algunos botones en las patillas, y una pantalla LCD transparente o AMOLED superpuesta a los cristales. La interfaz de uso estaría basada en pequeños movimientos de la cabeza para dar lugar a acciones como el scroll o el clic, acciones que, según se indica, tendrían una curva de aprendizaje muy rápida, se asimilarían como algo natural a partir de muy poco tiempo de uso, y serían prácticamente imperceptibles para un observador externo.

Las posibilidades a la hora de superponer información obtenida de los productos de la compañía son enormes y pueden imaginarse pensando simplemente en Maps o en Goggles, pero eso sin duda no sería más que un comienzo. La duda, obviamente, está en la posible aceptación del mercado, lo que llevaría supuestamente a Google a plantearse betas y pruebas piloto para evaluarlo. Si buscan voluntarios, aquí tienen uno… :-)

Fuentes

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You must be logged in to post a comment.